Esforzarse menos para lograr más

22 Nov 2017

Los minimalistas dicen que menos es más: Menos cosas es más libertad, menos relaciones es relaciones más profundas, menos actividades es más dedicación y excelencia... Y a mí me gusta ir siempre un paso más allá, así que recientemente he estado explorando el concepto de “hacer menos para lograr más”.

Es una idea que entra en directa contradicción con los valores que nos han inculcado a la mayoría de los de nuestra generación. Hemos asumido que debemos esforzarnos y trabajar duro para llegar a ser alguien en la vida y nos parece normal pasar la mayor parte de nuestra existencia haciendo un trabajo que odiamos para poder sobrevivir para poder seguir trabajando.

 

Personalmente, he decidido que no he venido a esta vida para sobrevivir. He venido a amar, a disfrutar, a deleitarme con las maravillas que nos ofrece nuestro pequeño planeta... y a dar lo mejor de mí misma. Y pienso que todos estamos aquí para esto mismo.

 

Deepak Chopra explica en su libro “Las 7 leyes espirituales del éxito” que existe una ley universal conocida como la ley del menor esfuerzo que se basa en el principio de la no resistencia, o hacer menos para lograr más.

Él explica que así como la inteligencia de la naturaleza funciona con toda facilidad y despreocupación, el esfuerzo es mínimo cuando nuestros actos brotan del amor. Al actuar desde el amor la energía se multiplica y se acumula, y el exceso de energía que recogemos puede canalizarse para crear cualquier cosa que deseemos.

 

Esto queda muy bonito puesto en el papel, pero ¿cómo se aplica a la vida cotidiana? ¿Cómo me conviertiré en una persona inspirada y valiosa si dejo de esforzarme? -solía preguntarme.

Mi confusión estaba en pensar que no esforzarse equivale a pasividad. Nada más lejos de la realidad!

Piensa en las abejas que construyen verdaderas obras de ingeniería y producen manjares deliciosos. Son tan laboriosas y eficaces, pero ¿acaso se esfuerzan? ¿Se esfuerza un niño que corre detrás de una pelota? ¿Se esfuerza el campo cuando nos da sus flores?

 

Esforzarse implica oponer resistencia, luchar contra el momento presente y no aceptarlo como es. Cuando realizamos una actividad desde el amor y la pasión, difícilmente podemos llamarlo trabajo y todas las horas del día nos parecen pocas.

Quiero puntualizar que cualquier actividad se puede realizar desde el amor cuando ponemos en ella nuestro talento al servicio de otras personas. Ni siquiera tienes que cambiar de actividad (aunque en ocasiones sea deseable). Se trata aquí de cambiar la actitud interna.

 

Chopra nos da tres claves en su libro para poner en funcionamiento este principio del menor esfuerzo:

  1. Dejar de luchar contra este momento y aceptarlo como es.

  2. Asumir responsabilidad, no culpar a nadie o a nada (ni siquiera a nosotros mismos) de nuestra situación; en cambio buscar respuestas creativas a la situación tal como es en este momento.

  3. Asumir una actitud no defensiva. Renuciar a nuestra necesidad de presuadir a los demás de nuestro punto de vista.

 

Practicando estos tres puntos ahorraremos una gran cantidad de energía que antes desperdiciábamos y podemos utilizar ahora para crear la vida que deseamos. Y no, no estoy hablando de coches de lujo y vacaciones en el Caribe, sino de una vida llena de inspiración, de paz, de salud y de amor.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Hola! Soy Adriana. Mi pasión es inspirar a otras personas a sacar el máximo partido a su vida.
Si quieres saber más sobre mí, haz click aquí:
Please reload

© 2019 Adriana Coines ・ Simple Bienestar ・