El minimalismo y las relaciones

6 Apr 2017

El minimalismo consiste en eliminar elementos supérfluos para centrarnos en lo esencial. Éste concepto podemos perfectamente aplicarlo a las relaciones personales. Hoy en día está de moda coleccionar amistades en Facebook, cuantos más amigos mejor. Pero en el fondo todos sabemos que más cantidad de relaciones no te hace más feliz, sino que es la calidad de las relaciones lo que cuenta.

 

Cuando hablo de relaciones me refiero a cualquier tipo de relación: Familia, amigos, pareja, compañeros...

 

Las relaciones necesitan atención, necesitan que se las cuide y se les dedique tiempo y energía. Cuando tenemos demasiadas relaciones, no tenemos el tiempo ni el espacio mental para dedicarnos profundamente a ninguna de ellas. Por no hablar de que a veces no te dejan tiempo ni fuerzas para ninguna otra cosa. ¿Os ha pasado, que no conseguís centraros en vuestras cosas porque siempre hay alguien que requiere vuestra atención? Puede llegar a ser muy estresante. Por otro lado, cuando hacemos limpieza en nuestras relaciones, estamos haciendo espacio para permitir que lleguen personas nuevas.

 

Jim Rohn dijo que “eres el promedio de las cinco personas con las que pasas más tiempo”.

Osea, que si te rodeas de personas espirituales, tu tendencia será a volverte espiritual, si te rodeas de buenos músicos se desarrollará tu musicalidad, y si te rodeas de alcohólicos, tu tendencia será al alcoholismo.

 

Elegir conscientemente a las personas de las que nos rodeamos es crucial para obtener la vida que deseamos.

Tendemos a pensar que las relaciones son algo que nos ocurre espontáneamente, que las personas llegan a nuestra vida un poco por casualidad, un poco por milagro. Solemos aceptar las relaciones que nos “tocan”, y a menudo nos quejamos de nuestra mala suerte porque no nos gustan las personas que llegaron.

 

Pero ¿qué pasaría si empezamos a tomar plena responsabilidad sobre nuestra vida, y empezamos a elegir conscientemente nuestras relaciones, y a buscar activamente las que nos interesan, conscientes de que van a influenciar exponencialmente nuestro futuro?

 

Lo primero que tenemos que hacer es aprender a estar felices solos. Si yo no me siento completa estando sola, difícilmente podré construir relaciones sanas, porque estaré buscando en otras personas lo que siento que me falta y no sé darme a mí misma. De esta manera creamos relaciones tóxicas de dependencia. Lo primero es aprender a estar solos, cultivar la autoestima y el amor propio.

Cuando sabes que tu felicidad no depende de otras personas, te vuelves mucho más consciente de cuáles son las relaciones que te aportan y cuales las que te chupan tu energía.

 

Nos "chupan" la energía las relaciones en las que sentimos culpa y obligación. Las relaciones en las que nos sentimos oprimidos y no nos dan la libertad de expresar nuestra verdadera esencia. Relaciones en las que el trato y el amor que recibes están condicionados a que cumplas con las expectativas que tienen de ti.

 

Nos aportan calidad de vida las relaciones en las que nos sentimos apreciados por lo que somos, con nuestras virtudes y nuestros defectos, y no se nos juzga. Relaciones en las que nos sentimos seguros y libres de expresarnos, en las que hay una comunicación sincera y profunda, en las que reina una confianza absoluta. Relaciones donde no tenemos que representar un papel, sino que nos hacen de espejo y nos ayudan a conocernos mejor a nosotros mismos.

 

Muchas veces no hay nada de malo en una relación, pero te das cuenta de que no está dentro de tus prioridades, y puedes decidir soltarla para poder enfocarte más en otras personas. Esto es positivo para todos.

Cuando vas a ver a una persona a la que no tienes ganas de ver, la otra persona siempre lo va a captar, más o menos conscientemente. Es una situación triste que perjudica a ambas partes. Peor aún es cuando dos personas se encuentran, y ninguna de ellas tiene ganas. ¿A quién le beneficia esto?

 

Otra cosa que nos suele pasar es que nos aferramos a relaciones que tenían un propósito en un momento dado, y cuando el momento pasa, experimentamos resistencia para dejarles seguir su camino (o ellos a nosotros).

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Hola! Soy Adriana. Mi pasión es inspirar a otras personas a sacar el máximo partido a su vida.
Si quieres saber más sobre mí, haz click aquí:
Please reload

© 2019 Adriana Coines ・ Simple Bienestar ・