Minimaliza tu vida.

Vive conscientemente.

El minimalismo me cambió la vida a principios del 2016, cuando estaba pasando por un mal momento.

 

Entendí que mis posesiones y mis malos hábitos me estaban bloqueando y quitándome libertad.

 

Gracias al minimalismo pude dejar mi antiguo trabajo y dedicar toda mi energía a lo que más me apasiona: el mundo del coaching.

Qué es el minimalismo?

Es una filosofía de vida que consiste en identificar aquello que aporta valor a tu vida, liberándote de lo demás, de las distracciones y obstáculos que te impiden alcanzar la vida que deseas.

 

Enfocándonos en lo realmente importante podemos recuperar el control de nuestra vida y desbloquear todo nuestro potencial.

 

En definitiva, minimalismo es vivir conscientemente. Es elegir dónde quieres poner tu atención, para lograr así los mejores resultados en todo lo que te propongas.

Cómo aplicarlo a tu vida?

La mayoría empezamos por liberar nuestra casa del exceso de objetos y del desorden.

Nuestra casa refleja nuestro estado interior. Por eso, cuando cambiamos nuestro entorno propiciamos una transformación personal profunda.

 

Imagina que tu casa se mantiene ordenada y limpia de forma natural, que todo lo que tienes te aporta gran valor y es coherente con tus propósitos. ¿No sería así mucho más fácil enfocar tu energía en crear la vida que quieres?

 

Pero hay mucho más! Una vez que has liberado tu casa, puedes trasladar la misma experiencia a todos los ámbitos de tu vida, y aquí es donde ocurre la magia, donde todo empieza a cambiar.

 

Tu alimentación, tus relaciones, tus aficiones, tu gestión del tiempo, tu actividad profesional... incluso tu forma de pensar!

Descubrirás que no hay una sola faceta de tu vida que no se pueda “minimalizar”.

Qué NO es el minimalismo

El minimalismo no es vivir en una casa vacía, ni renunciar a comodidades y lujos.

Al contrario, es liberarse de lo mediocre para tener más de lo excelente.

No hay que sufrir ni sacrificarse para ser minimalista. Tener menos es una consecuencia natural del minimalismo, no el objetivo en sí. El objetivo es enfocarse en lo importante, y esto significa cosas diferentes para cada persona.

 

No es un dogma, no hay un número ideal de cosas que uno debería tener. Cada persona y cada circunstancia es diferente, por eso tú eliges cómo quieres aplicar el minimalismo, y en qué medida.

© 2019 Adriana Coines ・ Simple Bienestar ・